Archivo del sitio

Cooperar para enseñar y aprender

Muchas veces el trabajo en equipo puede ser una técnica valiosa a la hora de enfrentar una actividad, y si lo asociamos a nivel educativo aun mas, lo que más influye en los estudiantes y docentes de forma positiva es aquella que permite que haya compañerismo y trabajo en equipo, porque el trabajo en equipo puede dar muy buenos resultados; ya que normalmente genera el entusiasmo para que el resultado sea satisfactorio en las tareas encomendadas.

Los estudiantes a la hora de formar equipos de trabajo o estudio que fomentan un ambiente de armonía obtienen resultados beneficiosos. La actividad en efectividad y los estudiantes en sus relaciones sociales. El compañerismo se logra cuando hay trabajo y amistad.

Claro es mucho más fácil cuando se estudia en equipo, cuando se reúnen los compañeros para estudiar o para realizar una actividad asignada, porque lo que uno no entienda otro compañero lo puede ayudar y así todos los miembros del equipo pueden culminar con éxito la tarea, y si hay afinidad entre los miembros será más rápido el proceso, porque se omite el tiempo en captar las capacidades, habilidades y actitudes del compañero.

En los estudiantes de matemática es vital reunirse en equipos de estudio para poder enfrentarse a una evaluación o a varias evaluaciones, y por eso debe existir la cooperación entre compañeros de estudio; pero, para conseguir que aprendan en un equipo, no basta con agrupar a los alumnos; ni trabajar en equipo es sinónimo de cooperar. El aprendizaje cooperativo requiere una planificación detallada y compleja que, por supuesto, va mucho más allá de sentar juntos a alumnos y alumnas para que resuelvan una tarea. De entre las condiciones que debe reunir la actividad grupal para que pueda ser considerada como cooperativa, y que pueden encontrarse en Johnson, Johnson y Holubec (1999), destaca la interdependencia positiva. Con ello se hace referencia al hecho de que el éxito individual está ligado al del equipo y viceversa. En el trabajo cooperativo, a diferencia del simple trabajo de grupo, no es posible que un alumno aprenda, o que saque una buena nota, si el equipo en su conjunto no aprende o comparte también la misma calificación. El alumno depende del equipo y el equipo del alumno.

Los métodos de aprendizaje cooperativo (Monereo y Duran, 2002) son diseños didácticos que nos ayudan a convertir la actividad grupal en trabajo cooperativo. La voluntad de llevar el aprendizaje cooperativo a las aulas ha comportado la creación y el perfeccionamiento de multitud de estos métodos.

A la derecha se pueden observar estudiantes de la carrera de Matemáticas de la UPNFM (Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán), trabajando en equipo, cursan la asignatura de Tecnología Aplicada a la Matemática y la actividad asignada es el uso de Macromedia Flash.

En los equipos de estudio o trabajo, todos deben participar y se debe ser creativo a la hora de trabajar, como ser el empleo de técnicas que ayuden al propósito como ser mapas mentales, mapas conceptuales, lluvia de ideas, listado de atributos, etc.

Se podrán enfrentar obstáculos pero el interés por culminar con éxito la actividad debe y tiene que ser la prioridad, por tanto se debe tener en cuenta con quien realizar los trabajos en equipos.

Para resumir, se debe cooperar con los compañeros al momento del estudio de la matemática, porque es más difícil aprender individualmente o por sí solo, hay más ventajas de hacerlo en compañía de compañeros.

Anuncios